miércoles, 27 de febrero de 2008

Coda 3 - Verdades Inéditas (1992)


Voy a inaugurar oficialmente la apreciación de discos de música boliviana que no has tocado ir vivenciando casi-concientemente los últimos 20 años. El objetivo de estos textos y links, es el de promocionar y difundir el arte joven hecho en Bolivia, y compartir material que posiblemente no esta al alcance de muchos.

Coda 3, banda de rock básica para entender la movida de los años 90 en Bolivia, es la elegida para iniciar esta serie de crónicas de música moderna-boliviana.

Si bien la música rock boliviana se remonta hacia varias décadas; desde el impacto que supuso el rock moderno de The Beatles en la década de los 60's, y las corrientes producto de esa ruptura en la concepción del arte musical (50 de Marzo, Climax, Om, Wara, entre otros bolivianos), fue recién durante los años finales de los 80 y principios de los noventa, con la multiplicación de FM's , el boom de la televisión privada y las redes, el 'caset' y el CD que, la movida rockera cobró vida más allá de los pequeños circuitos departamentales: universidad, colegios, conservatorios, grupos de amigos, etc.

Hasta entonces, los sonidos que se escuchaban diariamente, que tenían cierta audiencia, provenían de los países vecinos, y de más lejos: Europa - Usa. De cierta manera, existía un desbalance en la popularidad (mercado) de las propuestas musicales, siendo posiblemente el inglés el idioma predominante en el rock y pop de esos años.

Producto de los booms, arriba mencionados, se abrió un nuevo circuito de propuestas: recuerdo que el rock llegaba de La Paz, en gran parte: Dies Irae, Loukass, Waps, Icaro, Coda 3, todos intentando 'castellanizar' el rock foráneo (fenómeno similar al de décadas anterrores), con sus influyentes ritmos, instrumentaciones y poesía. Así es que se desarrollan varias agrupaciones queriendo sonar a U2, The Smiths, The Cure, Deep Purple, Bob Marley... variopinto paisaje sónico entonces.

Un primer paso en el que puedo apreciar cierta identidad rudimentaria en la propuesta musical, es Coda 3, si bien el "Día tras Día" no sonaba técnicamente perfecto, las letras llevaban cierta contextualización necesaria, para uno poder apropiarse de su música, ya no solamente el idioma, sino la sensación de ser joven en plenos 90, de pertenencia generacional afiliada a nuevos sonidos, en un país con éste.

Mientras Guns'n Roses y Metallica se peleaban por ser los 'más machos' y Cobain irrumpía con el grunge made in Seattle, nosotros aprendíamos a escuchar rock en castellano, como nuestros padres lo hicieron en los 70 con esas grandes bandas argentinas, solo que, ahora los grupos que se dejaban sentir eran de jóvenes bolivianos.

Pasando por los periodos de prueba: sonido, amistad, compromiso de miembros, recursos económicos, enfoque artístico, influenciados por el pop-rock ochentero que llegaba a caudales por la popular FM, y con una formación musical en el conservatorio, es que hacia 1990, Omar Gonzáles, Ricardo Sasaki, Vladimir Pérez, y Simón Luján, por primera vez se presentarían como Coda 3, con su producción "Día Tras Día", puesto al mercado en formato de cassette.

El golpe de Efecto llegaría con el "Verdades Inéditas", trabajo que sería lanzado en el formato long-play, "Mi Bocado Favorito", "Takesi", "Madres Atómicas", "Verdades Inéditas" se convertirían en temas básicos de walkman.

Coda 3 pudo sacar 3 álbums y un unnpluged, 4 producciones en un periodo de 6 años.
Luego del intento de internacionalización de la banda con la difusión de "Después de Ti" por la cadena MTV, la firma de un contrato con una discográfica internacional, Coda 3 migraría de nombre hacia "Octavia", otra etapa que habrá de merecer un espacio especial.

Por ahora, "Verdades Inéditas" uno de los aportes a la música y el video-clip boliviano... y disfrutar como esos años...


1 comentario:

oscar dijo...

el unico disco que vale la pena los demas son canciones huecas y lastimosamente perdieron su originalidad de sus primeras compos